Saltar al contenido

HIPOTECAS EN EL ESTADO DE ALARMA

HIPOTECAS EN EL ESTADO DE ALARMA

El Gobierno aprobó en el artículo 7 de Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, la Moratoria de deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual, dicho artículo dice lo siguiente ¨Se establecen medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda hipotecaria para la adquisición de la vivienda habitual de quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19…¨

Hoy venimos a plantear, a grandes rasgos, lo que nos viene a decir el real decredo-ley sobre dicha moratoria y los requisitos un tanto exigentes, que nos permitirán acceder a ella.

En primer lugar, hay que aclarar que dicha moratoria está limitada a las hipotecas para la adquisición de vivienda habitual. Es decir, todas las hipotecas que recaigan sobre otro tipo de inmuebles o segunda vivienda, quedarán fuera de la misma.

Por otro lado, la moratoria, en principio y tal y como se recoge en el real decreto-ley, sería por plazo de un mes, aunque entendemos que dicho plazo se ampliará aunándose a la difícil situación que estamos viviendo.

Por si fuese poco, el sujeto que lo solicite debe además encontrarse en estado de vulnerabilidad y, ¿qué conlleva este estado de vulnerabilidad?

  • Que el hipotecado esté en paro o sus ventas hayan disminuido en un 40% si es trabajador por cuenta propia.
  • No se podrán haber superado los 1.613 euros de ingresos familiares en el mes anterior (existiendo excepciones para familias numerosas o en las que convivan miembros con discapacidad o mayores de 65 años).
  • Tampoco podrá concederse dicha moratoria si, habiéndose cumplido las dos anteriores, la cuota de hipoteca, más los gastos y suministros no alcanzan el 35% de los ingresos netos de la familia.
  • Por ultimo, exigen también que el esfuerzo que representa la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado al menos en 1,3. 

Como bien sabemos, diariamente se están moldeando las medidas aprobadas, según las necesidad que van surgiendo pero, a día de hoy, estos son los requisitos que se exigen para poder acceder a la moratoria de nuestras hipotecas. 

¿Quiere solicitar la moratoria de su hipoteca?

Pues bien, si después de haber leído todo lo anterior, decide solicitar  la moratoria de su hipoteca lo más recomendable es que acuda a la atención remota que están ofreciendo las entidades bancarias, pudiendo contactar con ellos a través de sus páginas web o vía telefónica. Muchas entidades bancarias recogen en sus propias web los formularios que nos permitirán realizar dicha solicitud de forma más fácil.

Los documentos que se solicitarán por parte de la entidad serán aquellos que acrediten el estado de vulnerabilidad del que hablábamos anteriormente.

Entre otros documentos que puedan ser solicitados, se deberá aportar certificado en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestación o subsidio por desempleo para trabajadores por cuenta ajena o, si quien lo solicitase fuera trabajador por cuenta propia, deberá aportar certificado sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada. Igualmente, debemos acreditar el número de miembros que conviven en la vivienda, certificado de empadronamiento de todos ellos, libro de familia o acreditación de pareja de hecho, nota simple que acredite la titularidad de la vivienda y escrituras de compraventa y concesión de préstamo hipotecario.

Una vez se haya solicitado dicha moratoria y se hayan aportado la documentación requerida, la entidad deberá aprobarla.

Si contamos con la suerte de que nuestra solicitud de moratoria es aprobada por la entidad, tan solo nos quedará pendiente la intervención de un notario. Dicha intervención se debe realizar de forma telemática.

Será a partir de aquí, cuando la entidad bancaria tendrá 15 días de plazo para aplicar la moratoria e informar al Banco de España.

No dudéis en contactar con nosotros y plantearnos las dudas que os vayan surgiendo.