Saltar al contenido

Divorcios

abogado divorcios granada

Abogado de Divorcios en Granada

Es el Derecho Civil, la materia que forja nuestros pilares dentro de la cual, una de las áreas más transcendentales es la relativa a la familia. Familia como estructura básica y fundamental de nuestra sociedad y, como consecuencia, el matrimonio y el conjunto de normas jurídicas que regulan esta institución matrimonial, siendo esta la relación entre los cónyuges, que sin ser parientes, crean mediante un contrato, un vínculo sólido y con multitud de consecuencias legales.

Es por su vital importancia, por lo que nuestro despacho de abogados en Granada ofrece servicios relacionados con la figura del matrimonio, entre los que destaca el procedimiento de divorcio o separación.

La complejidad y la duración del procedimiento de divorcio dependerá fundamentalmente de la voluntad de las partes, por lo que el divorcio podrá ser de mutuo acuerdo o, por el contrario, acudir a un juzgado para que sea el juez el que decida (divorcio por vía contenciosa).

Divorcio de mutuo acuerdo.

Hay un amplio consenso entre los abogados especializados en Derecho de Familia: la mejor opción para los cónyuges es el procedimiento de mutuo acuerdo. Siendo esta la modalidad más rápida, económica e, igualmente, la menos lesiva para las personas involucradas en dicho procedimiento, especialmente los hijos en común.

Divorcio contencioso.

Alternativamente, si no existe este consenso entre ambos cónyuges, tendremos que acudir irremediablemente a la vía contenciosa. El divorcio contencioso suele prolongarse en el tiempo y conlleva un procedimiento judicial en el que la última palabra la tendrá un juez dictando sentencia.

El único requisito que la ley exige para solicitar el divorcio, tanto de mutuo acuerdo como por vía contenciosa, es que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio. Dicho requisito cuenta con una excepción: acreditar la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, para la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

Hoy día, se presenta como innecesario el requisito de la separación matrimonial previa al divorcio.

No obstante, nuestro despacho destaca por su labor de entrega, discreción y empatía para con los asuntos de sus clientes, especialmente en procedimientos de familia donde, inevitablemente, los abogados matrimonialistas nos topamos con la cara más emocional del derecho. Nuestro fin será poder culminar su procedimiento de la forma menos lesiva posible, manteniéndole informado de cada trámite, asesorándole de todo aquello que va surgiendo y de la forma más rápida y económica posible. 

Consúltanos rellenando nuestro formulario de contacto.